La peor publicidad posible: Una foto

Yo vivo en la latina, y para los que no conozcáis Madrid , en mi barrio vamos de guay. Es así, todas las modas las tenemos antes que nadie.

Nuestros carteles pegados a las farolas anunciando fontaneros o clases particulares  ¡tienen fotos! Y ¡qué fotos!

Como hemos aprendido que hace siglos que no se lleva que los vídeos musicales tengan algo que ver con el argumento de la canción, así hacemos con nuestros carteles.

Esta semana me encontré pegada con celo esta circular en la pared del portal. En si, no está tan mal, la pongo solo como telonero del cartel que realmente me ha impresionado.

Mi pregunta es , de todas las fotos que podrías haber robado en Internet para hacer con ellas una mala fotocopia, por que elijes lo que parece una pluma de caligrafía y un ejemplo de caligrafía a mano. ¿me administras la finca al estilo del XVIII o me vas a escribir invitaciones de boda ? Aun así, ligeramente, algo supongo que tendrá que ver, por mal que se vea la imagen. Pobre imagen robada, apaleada, descontrastada y fotocopiada. Es la condena a galeras de las pobres fotos.

FOTO2
Me ha parecido que pixelar los datos no concordaba con la estetica de la foto, y he elegido este homenaje postumo al tipex de pincelito.

Y aquí llegamos a lo que quería contar, el resto os lo podíais haber saltado. Podría describiros la emoción de doblar la esquina de tu calle y encontrar la fila de coches aparcados con este papelito en todos sus parabrisas, pero me quedaría corta. Según te vas acercando piensas: Pero qué anuncia, ¿anabolizantes semidefectuosos? ¿matones de europa del este? … ¿gigolos para cualquier bolsillo?

FOTO1
Sí, de la emoción manche la parte de arriba de chocolate

 

¿Qué hace en un anuncio (de lo que sea)  un selfie contrapicado sin camiseta en pose cutre de culturismo  cortada a mitad de los ojos ( supongo que para ocultar la calva) y a medio brazo ( este tengo más claro que algo tiene que ver con la barriga) ?

No puede ser cierto que pretenda darme un masaje ( ni ofrecerme favores sexuales a domicilio, ni seguridad privada a domicilio, ni esteroides a domicilio…)

La única esperanza que me está en la explicación de amigos cabrones que han llenado el barrio con este cartel con su teléfono para que le digan cositas.

Por si acaso no hagáis buenas fotos ( ni medianitas, ni regulares….) , porque si en mi barrio lo dicen, es que ya no están de moda.

 

M. Clover